POCO A POCO HE APRENDIDO QUE…

Poco a poco he aprendido a no guardarme las cosas y a decir lo que siento y pienso en ese momento. Poco a poco he aprendido que quien quiere dedicarte tiempo, te lo dedica. He aprendido que hay personas que no se han quedado en mi vida porque estaban de paso y tenía que aprender algo de ellas, me han enseñado una lección. Poco a poco he aprendido a amar los días de invierno en soledad. Poco a poco he aprendido a amar aún más los días de verano. Poco a poco he aprendido a amar cada día de mi vida y poco a poco he aprendido a valorar más mi tiempo libre.

Poco a poco me he vuelto un poco más egoísta pensando más en mí. Poco a poco he aprendido a no apegarme a nadie. Personas que crees que te quieren y de un día para otro desaparecen como si no te hubiesen conocido nunca y te ignoran de tal manera que te hacen ser fuerte radicalmente de un día para otro. Poco a poco he aprendido que el tiempo no cura nada, que nos curamos nosotros a base de voluntad.

Poco a poco he ido aprendiendo a cambiar el chip rápidamente de negativo a positivo cuando me pasa algo malo. Poco a poco he aprendido a escuchar mi niña interior y hacer lo realmente pienso y quiero. Poco a poco he aprendido a valorar a las personas. Poco a poco he aprendido que cuando tienes un problema tú eres el único que te puede salvar. Poco a poco he ido descubriendo quienes son verdaderos amigos y quienes conocidos. Poco a poco he aprendido que sin locura no hay felicidad.

Poco a poco he aprendido a disfrutar de cada estación del año. Poco a poco he aprendido que quien te quiere más en esta vida son tus mascotas las cuales te esperan cada día con esa alegría cuando entras por la puerta de casa. Poco a poco he aprendido que cada persona es un mundo y que no tienes que esperar a que hagan lo mismo por ti.

Poco a poco he aprendido que la felicidad se encuentra en esos segundos los cuales logramos conseguir aquello que hacía tanto tiempo que anhelábamos. Poco a poco he aprendido que si quieres cumplir tus sueños tienes que tener mucha disciplina y constancia y no rendirte a la primera de cambio.

Poco a poco he aprendido que si me cortan las alas pues que me vuelven a nacer y que no tengo que resurgir de las cenizas, ya que soy el propio fuego, una chica aries. Poco he aprendido a no rendirme. Poco o a poco he aprendido que soy más fuerte de lo que me pensaba y que estoy orgullosa de mí. Poco a poco he aprendido a que las coas ajenas no me afecten, que antes de criticarme que se pongan en mis zapatos y a ver si aguantan por todo lo que he pasado. Poco a poco he aprendido que no hay nada mejor que estar bien con uno mismo y tener paz mental.

Escrito por guerrerolider.com

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *